Seleccionar página
La importancia del Legal Project Management (LPM) en la innovación legal
julio 30, 2020

Por José Luis Toledo

Como es conocido, la carrera legal es una de las más rezagadas cuando se trata de innovar. No obstante, es válido preguntarse: ¿por qué es necesario innovar en el Derecho?, para dar una respuesta a esto se deben entender dos cuestiones básicas: entrega de servicios legales y la demanda en el mercado jurídico actual.

En un estudio realizado por Rebecca Sanderfour, encontró que solo el 22% de las personas en Estados Unidos buscan asesoría de abogados y abogadas cuando enfrentan un problema, el resto, buscan ayuda en amigos y familiares o no hacen absolutamente nada al respecto. En el mismo estudio, determinó que el 47% de las personas que atravesaron un proceso judicial sintieron, durante y después del proceso: sensaciones de miedo, insatisfacción, afectación a su salud mental; además de una sensación de pérdida de dinero.

Curiosamente, esos resultados son una tendencia que se repiten en todos los sistemas de justicia. En sectores de la academia, este problema se ha venido visibilizando cada vez con mayor fuerza y es recurrente que se identifiquen factores como “el excesivo formalismo del Derecho”, “el lenguaje desconocido y desalentador”, “el monopolio del servicio legal” y “la falta de innovación legal”. Es claro entonces que es necesario un cambio en la entrega de servicios legales; sin embargo, surge otra pregunta muy lógica: ¿los usuarios están demandando un cambio? Y la respuesta es sí. La tendencia en el mercado legal es ampliamente demandante a un cambio, los usuarios del servicio legal están volcándose a firmas jurídicas que han optimizado procesos, implementado tecnología y conformado equipos multidisciplinarios para mejorar la experiencia de las personas que acuden por consultoría legal.

Estas aseveraciones se ven respaldadas por la cantidad de capital que se ha venido insertando en sectores que miran estos problemas y tratan de resolverlos. Por ejemplo, para octubre del 2019, la inversión global en legaltech alcanzó los 1.2 billones de dólares.

Dicho lo anterior, no quedan dudas que cuando hablamos de innovación legal, está fuertemente precedida por una historia de servicios legales precarios y una fuerte demanda por un cambio ágil. Y es aquí donde se debe hacer una reflexión. Si bien es cierto que la inversión en legaltech es enormemente alentadora, debe estar claro que la integración de tecnología al Derecho no es una solución mágica.

Mary Shen O’Caroll, directora de operaciones legales en Google, reiteradamente ha señalado que previo a la implementación de tecnología, se debe pensar en un nuevo modelo de gestión de proyectos, que permita visualizar qué es necesario mejorar y cómo hacerlo. Es aquí donde el Legal Project Management toma vital importancia.

Legal Project Management (en adelante LPM) es la disciplina que organiza, planea y dota de recursos para alcanzar un objetivo específico. Junto con esta disciplina los asuntos legales –sean contenciosos o no- son abordados desde tres de los principios fundamentales del Project Management: alcance, programación y presupuesto o costo.

Un criterio imperante dentro de esta disciplina es que, al aplicarlo, el servicio legal pasa de ser meramente operativo y desapegado del cliente, a ser un factor maximizado y centralizado en las necesidades del cliente. Esto transforma el rol del profesional del Derecho, acercándole a los asuntos materiales del cliente. Es decir, los abogados y abogadas deberán conocer a plenitud la situación del cliente: cuál es el modelo de negocio, cómo funciona la empresa, stakeholders y cómo funciona el mercado y el ambiente en el cual se desarrollan.  Como varios expertos en Legal Lean Sigma –instituto internacional que es autoridad en operaciones legales y LPM- afirman que la aplicación de LPM es necesaria simplemente porque hace sentido, porque es eficiente, porque permite hacer más con menos.  Esto, en el ecosistema que se desenvuelven los y las abogadas es extraño; porque generalmente los procesos legales son largos, llenos de imprevistos, y mal planificados.

¿Cómo funciona? Dentro de la aplicación de LPM se establecen parámetros de acuerdo a la realidad del asunto legal. De estos parámetros se definen el alcance y los requerimientos, para posteriormente elaborar un plan que permita cumplir con ellos. Así, el equipo de trabajo involucrado en el asunto legal sabe cómo manejar de la manera más eficiente los recursos, resultando en un beneficio para el cliente y para el mismo equipo. Una manera simple de entenderlo, es comparándolo con una lista de cosas por hacer, es básicamente eso, pero a una escala organizacional, estructurada y orgánica que cumple con estándares que evitan la improvisación.

Es por todo esto que la multidisciplinariedad es un factor clave, en firmas jurídicas medianas y grandes de Inglaterra, Estados Unidos y Alemania la implementación de un departamento de operaciones legales y LPM es imprescindible. Así también lo han asumido en Google y es como se han convertido en el centro de operaciones legales más innovador del mundo. Estos departamentos usualmente están conformados por economistas, científicos computacionales, abogados, psicólogos y otros profesionales.

En conclusión, la innovación legal no se limita a cambiar tarifas –que son otro problema a tratar-, ni se limita únicamente a la implementación de tecnología. La innovación legal cruza transversalmente la necesidad por la transferencia de conocimiento, por una práctica abierta, por la inclusión de nuevos actores en el mundo jurídico, de la implementación de nuevas metodologías, de la automatización y de una constante mirada profunda a los problemas sistemáticos que atan al Derecho en un mundo que ya no existe.

Bibliografía:

Sandefur, R. (2014). Accessing justice in the contemporary USA: findings from the community needs and services study (1.a ed., Vol. 1). Illinois , EEUU: American Bar foundation.

Rose, N. (2019, 16 octubre). Global investment in legal tech to hit £1bn this year. Recuperado de https://www.legalfutures.co.uk/latest-news/global-investment-in-legal-tech-to-hit-1bn-this-year

The Technolawgist. (2019, 14 mayo). Anatomía del sector Legal Tech en 2019. Recuperado de https://www.thetechnolawgist.com/2019/03/06/la-anatomia-del-sector-legal-tech-en-2019/